Entrenar la mente para saber aceptar y procesar los malos momentos, los duros y dolorosos es posible gracias al Coaching con PNL.

¿Cómo procesas una mala noticia? Qué ocurre en tí cuando esa noticia te sacude e inunda de inestabilidad e incertidumbre?: Las causas pueden ser muchas: la salud, la pareja, los hijos, el trabajo, el dinero……..

Hacer frente a las emociones desagradables nos exige desarrollar mecanismos de autoprotección, que en primera instancia nos resultan útiles, pero luego de un tiempo debemos incorporarlo y aceptarlo por nuestra salud mental y emocional.

«Tomar consciencia de tí mismo, de tu forma de reaccionar y hacer es el mejor recurso que puedes desarrollar para no sentirte abrumado, frustrado y temeroso.»Patty

Reaccionamos de diferentes formas y estas son algunas de ellas:

1-Negamos lo que ocurre. Nos tapamos los ojos, no queremos ver, ni hablar, ni escuchar sobre lo que nos produce tanto dolor.

2-Reprimimos: nos esforzamos hasta lograr olvidar todo lo que nos provoca sufrimiento. La experiencia se queda anclada en nuestra mente subconsciente.

3-Desplazamos: transferimos nuestra frustración, dolor o disgusto a las personas que nos rodean porque inconscientemente eno lo puedes expresar con quien o quienes lo han provocado puesto que sería un riesgo para nosotros.

4-Proyectamos: en otras personas nuestra incomodidad o malos sentimientos. Reconocrlos como propios sería muy doloroso para nosotros.

5- Regresamos a la infancia. Ante situaciones problemáticas las resolvemos con actitudes y palabras de comportamiento infantil. Que a largo plazo se volverán en nuestra contra y generarán más sufrimiento aún.

6-Racionalizamos: nos justificamos y damos razones aparentemente lógicas para encubrir nuestros errores. Es un sistema de autoconvencimiento.

7-Sublimamos nuestras emociones y sentimientos desagradables. Las evitamos, negamos, transformamos y evitamos, nos guardamos esa energía negativa que es tan poco saludable.

Estas son algunas de las fórmulas que utiliza nuestro cerebro para NO SUFRIR. A todas ellas las podemos convertir en POSITIVAS y contrarrestarlas para nuestro bienestar EMOCIONAL.

Si te interesa este tema y quieres saber más, contacta conmigo por FACEBOOK

¿Cómo procesas una mala noticia?
Etiquetado en:                        

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *