Para ser realmente feliz es imprescindible confiar en las personas. No permitas que tus heridas del pasado dañen tu presente y tu futuro.

La desconfianza: Vives en una eterna frustración ?

«Heridas que no sangran y duelen todavía»como dice el tango………

Esta nota la  escribo inspirada en una señora argentina que publica en mi página de facebook, que NO ES CREIBLE LO QUE DIGO Y ES PURA PUBLICIDAD.

Cuando lo leí la primera emoción fué indignación. Cómo alguien puede dudar de que estoy pasando por una enfermedad como el cáncer, ese era mi pensamiento…….

 

Pero después analizando ese comentario llego a pensar muchas más cosas de esta mujer y a sentir compasión por ella.

Nadie que sea generoso, solidario y buen lector de lo que escribo puede decir esto…………entonces qué pasa dentro de una persona para que sea tan desconfiada y tan ofensiva?

La desconfianza es una forma de vivir la vida, sentir desconfianza por todo y por todos, criticar a los demás y juzgar sin saber es una fórmula muy destructiva sobretodo para el que lo practica……pero seguimos con la pregunta :porqué hay personas tan desconfiadas?

Las personas desconfiadas tienen historias propias o heredadas de mentiras y traiciones generalmente con personas muy queridas: padre, madre, pareja, hijos, amigos. El recuerdo actual y permanente de esas historias hacen que ya no puedan confiar en el mundo, porque «SI ME TRAICIONA ME MIENTE ESTA PERSONA TAN QUERIDA EL RESTO TAMBIEN LO HARA».

Estas personalidades utilizan como recurso la generalización y meten a todas la personas en el mismo saco. Tienden a etiquetar lo BUENO y lo MALO y no se detienen a pensar que esa mentira o traición debe ser sanada y olvidada para que no les siga haciendo tanto daño.

También existen personas que las malas experiencias de su madre o padre y producto de haber vivido en un ambiente tan inseguro durante su infancia, llegan a la edad adulta con miedos, rencores y desconfianza producto de historias que ni siquiera han sido los protagonistas.

La desconfianza produce rechazo en las personas, muchas son las parejas que por excesiva desconfianza acompañada de una inseguridad extrema se separan.

Las relaciones entre padres e hijos se ven deterioradas por la desconfianza. Los amigos se van, los compañeros de trabajo se alejan.

No conozco a nadie que quiera a su lado alguien que desconfíe y demuestre su malestar consecuencia de su historia de vida.

Amigos y amigas, quedarse anclado en el pasado solo trae dolor y mucho sufrimiento. Podemos actuar contra eso para lograr una vida más saludable emocional y mentalmente.

Podemos enfrentarnos a ese dolor, perder el miedo a aceptarlo y comenzar de nuevo. Trabajar para comprender que la vida no es solo un camino de espinas. Y dejar de vivir en la eterna frustración.

Creo que como dice el tango,  las «heridas que no sangran y duelen todavía»hay que curarlas, lo antes posible amiga mía. Para tu propio bienestar, para que puedas ser feliz, dejar de lado el pasado y reconciliarte con la vida.

Si deseas contactar conmigo escríbeme a facebook

 

Desconfianza: Vives en una eterna frustración?
Etiquetado en:                                

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *