¿Existen riesgos relacionados con la terapia de células T con CAR?

Células T con CAR

Este nuevo enfoque de tratamiento contra el cáncer es poderoso y trae asociados riesgos graves que deben considerarse antes de comenzar la terapia. En particular, los posibles efectos secundarios incluyen el síndrome de liberación de citocinas (cytokine release syndrome, CRS) y problemas neurológicos.

  • CRS. El CRS se produce cuando las células T con CAR producen un aluvión de moléculas inflamatorias. El CRS puede causar fiebre prolongada, presión arterial baja, dificultad para respirar y problemas con diferentes órganos. El CRS grave puede ser un problema potencialmente mortal que requiere cuidados médicos intensivos, incluido el uso de un respirador, medicamentos para aumentar la presión arterial y anticonvulsivos. En agosto de 2017, la FDA aprobó tocilizumab (Actemra) para detener y, en la mayoría de los casos, curar el CRS.
  • Problemas neurológicos. La terapia de células T con CAR también puede causar problemas neurológicos. Estos pueden incluir problemas para recordar palabras, dificultad para hablar, estar menos alerta, delirio, alucinaciones, convulsiones y coma. En muchos pacientes, estos problemas desaparecen por sí solos en unos pocos días, pero algunos han muerto a causa de estos problemas.

En las personas con ALL, se produjeron muchos efectos secundarios graves con la terapia de células T con CAR. Casi la mitad de los pacientes desarrolló CRS grave. Otro 15 % de los pacientes tuvo problemas neurológicos. En la mayoría de los pacientes, estos efectos secundarios desaparecieron en pocos días sin consecuencias a largo plazo, y no hubo muertes debido a los efectos secundarios.

En ambos tratamientos para el linfoma no hodgkiniano, se observaron efectos secundarios graves en los participantes del estudio. Alrededor de 1 de cada 4 pacientes que tomaron tisagenlecleucel experimentaron CRS grave, y alrededor de 1 de cada 10 tuvieron problemas neurológicos. El ciloleucel axicabtageno causó CRS grave en alrededor de 1 de cada 10 pacientes, y casi 3 de cada 10 tuvo problemas neurológicos.

Entre los pacientes tratados por mieloma múltiple, solo 2 pacientes experimentaron CRS grave y ninguno experimentó complicaciones neurológicas con la terapia de células T con CAR anti-BCMA.

Transcripción del video:

La terapia de células T con CAR, que es un tipo de inmunoterapia celular adoptiva, se realiza de manera personalizada para cada paciente a partir de sus propios glóbulos blancos. Primero, se recolectan las células T de la sangre del paciente. Luego se inserta un gen artificial para un receptor específico dentro de esas células en un laboratorio. Estas células modificadas se denominan células T con CAR. Después de que las células T con CAR se multiplican en el laboratorio, se las inyecta en el paciente. Los receptores presentes en las células T con CAR les ayudan a encontrar y destruir las células cancerosas en todo el cuerpo del paciente.

En 2017 la Food and Drug Administration (Administración de Medicamentos y Alimentos, FDA por sus siglas en inglés) aprobó 2 terapias de células T con CAR para uso en diferentes tipos de cáncer, y hay más terapias de células T con CAR que parecen ser muy prometedoras para otros tipos de cáncer.

A diferencia de la mayoría de los tratamientos contra el cáncer, la terapia de células T con CAR normalmente necesita ser administrada una sola vez ya que las células T con CAR se multiplican en el cuerpo del paciente, con efectos antineoplásicos que persisten e incluso aumentan con el tiempo.

Para leer el informe completo Avances clínicos en oncología del año 2018 (disponible en formato PDF; 56 páginas), visite el sitio web de la American Society of Clinical Oncology en www.asco.org/cca

Si deseas más información o alguna aclaración contacta conmigo por facebook

 

¿Existen riesgos relacionados con la terapia de células T con CAR?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *